Hoy 25 de octubre se cumple el 60 aniversario de la concesión del Premio Nobel de Literatura al poeta moguereño Juan Ramón Jiménez y su pueblo conmemora con orgullo esta efemérides que supuso el reconocimiento mundial a los valores éticos y estéticos que impregnaron la obra del Andaluz Universal

Juan Ramón se encontraba entonces junto al lecho donde agonizaba su esposa, compañera, colaborada y principal motivo de inspiración, Zenobia Camprubí, quién se entregó durante sus últimos años de vida y pese a las graves dolencias que padecía, a promover la candidatura al Nobel del poeta de Moguer.

En la crónica que recogía la noticia en el diario ABC se decía que «La concesión del premio Nobel a Jiménez se ha anunciado esta mañana en Estocolmo, pero ha causado poca alegría al escritor, que ha recibido la noticia de este premio llorando silenciosamente al lado de su esposa, que está muy grave».

El entonces alcalde moguereño, Juan de Goristidi, remitió al poeta una carta felicitándole: «Moguer, tu blanca maravilla, felicita al entrañable poeta y se felicita por la concesión del premio Nobel, estremecido de alegría, orgullo y cariño, extensivos a Zenobia, que es también muy nuestra».

Hoy Moguer conmemora esta importante efemérides con varias actividades en la casa-museo en torno al 80 aniversario del exilio americano que emprendieron en 1936 el poeta y su esposa, entre las que se incluyen dos conferencias a partir de las 18 horas y la inauguración de una interesante exposición con documentos relacionados con el exilio del matrimonio Jiménez a las 19,30 horas.

El alcalde de Moguer y presidente de la Fundación Zenobia-Juan Ramón Jiménez, Gustavo Cuéllar, presentó ayer en rueda de prensa junto a varios responsables de la Fundación del Nobel, las actividades con las que hoy se está conmemorando este aniversario, tanto por la mañana en la facultad de Humanidades de la UHU, como por la tarde con los actos ya comentados en la casa-museo de Moguer.

 

Fuente: Ayuntamiento de Moguer

A base de repetir los gestos navideños de siempre, quizá hemos olvidado que tienen su origen en hermosos relatos de variadas procedencias.

Una de las más sugerentes escenas de la Navidad es la que protagonizan los tres Reyes Magos, venidos de Oriente.

Me gustaría que el lector hiciera un ejercicio de imaginación; retrocedemos unos 900 años y nos trasladamos a Jerusalén, recién conquistada hace trece años por los cristianos de la Primera Cruzada.

"El hombre debe sentir la necesidad imperiosa de liberarse del ciclo vida-muerte para poder logralo realmente".

El cuidado y protección de la Naturaleza no es patrimonio de ninguna ideología o grupo humano. Debe ser responsabilidad y objeto de disfrute para todos.

Para comenzar, me gustaría que el lector hiciese un experimento “histórico

La filosofía estoica está llena de cosas práticas y útiles para el hombre actual. Utilizaremos la historia como memoria del Ser Humano.

¿Quién no ha oído hablar del big bang, o leído algo sobre él?. Es la gran explosión con la que comenzó nuestro universo, tal como lo conocemos.

Subcategorías