El suroeste de la Península representa los remanentes más occidentales del prehistórico Cinturón de Latitudes Medias.

Este cinturón llegaba hasta el Himalaya, siendo los paisajes actuales del Espacio Natural de Doñana y Gibraltar, ejemplos que confirman esta teoría.

Así se desprende del estudio dirigido por el investigador Joaquín Rodríguez-Vidal, profesor de Geomorfología de la Universidad de Huelva, en colaboración con profesores del Museo de Gibraltar, la Universidad de Murcia y de Toronto y miembros de la Estación Biológica de Doñana.

El trabajo muestra que este cinturón constituyó una unidad biogeográfica en topografía, fauna y vegetación en el Terciario y comienzos del Cuaternario.

Este estudio permite corroborar que las franjas costeras bajo el nivel del mar en el presente, estuvieron al descubierto. Estas franjas costeras podrían haber proporcionado pasillos, permitiendo el movimiento de especies, incluida la humana, y sirviendo de refugio para su supervivencia (Neandertales). El Parque, su flora y su fauna, tal y como lo conocemos hoy, representarían las planicies de Gibraltar del pasado, pues estos  ecosistemas no coexistieron simultáneamente, sino que las condiciones climáticas son similares en el presente a aquellos bosques de pinos y lagunas que rodeaban el Peñón de Gibraltar.

Fuente: Viva Huelva

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra página web. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies.
Más información Aceptar